Medicamentos Que Producen Alzheimer ¡Debes Conocerlos Para Prevenir!

Durante mucho tiempo, los médicos desestimaron la falta de memoria y la confusión mental como parte normal del envejecimiento. Pero los científicos ahora saben que la pérdida de memoria a medida que uno envejece de ningún modo es algo que no se pueda evitar. En realidad, el cerebro puede generar nuevas neuronas y reconfigurar sus conexiones durante toda la vida.

Por lo general, son medicamentos que la mayoría de las personas utilizan para solucionar pequeños trastornos o problemas de la salud, pero, causan un daño en la memoria

Medicamentos Que Producen Alzheimer

1. Ansiolíticos (Benzodiacepinas)

Por qué se recetan: Las benzodiacepinas se usan para tratar una variedad de trastornos de la ansiedad, agitación, delirio y espasmos musculares, y para prevenir convulsiones. Debido a que las benzodiacepinas tienen un efecto sedante, a veces se recurre a ellas para tratar el insomnio y la ansiedad que pueden acompañar a la depresión.

Ejemplos: Alprazolam (Xanax), clordiazepóxido (Librium), clonazepam (Klonopin), diazepam (Valium), flurazepam (Dalmane), lorazepam (Ativan), midazolam (Versed), quazepam (Doral), temazepam (Restoril) y triazolam (Halcion).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Las benzodiacepinas disminuyen la actividad en partes claves del cerebro, como aquellas involucradas en la transferencia de acontecimientos de la memoria de corto plazo a la memoria de largo plazo. En efecto, las benzodiacepinas se utilizan en la anestesia por este mismo motivo. Cuando se las agrega en el cóctel de medicamentos del anestesiólogo, los pacientes rara vez recuerdan alguna sensación desagradable del procedimiento. El midazolam (Versed) posee, especialmente, marcadas propiedades amnésicas.

2. Medicamentos para reducir el colesterol (estatinas)

Por qué se recetan: Las estatinas se utilizan en el tratamiento del colesterol alto.

Ejemplos: Atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), rosuvastatina (Crestor) y simvastatina (Zocor).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Los fármacos que reducen los niveles de colesterol en sangre pueden afectar la memoria y otros procesos mentales, ya que a la vez disminuyen los niveles de colesterol en el cerebro. En el cerebro, estos lípidos son esenciales para la formación de conexiones entre las neuronas; los vínculos que subyacen a la memoria y el aprendizaje. (El cerebro, de hecho, contiene un cuarto del colesterol de todo el organismo).

Según un estudio publicado en la revista Pharmacotherapy en el 2009, tres de cada cuatro personas que tomaban estos fármacos sufrían efectos cognitivos adversos, “probable o ciertamente relacionados con” el fármaco. Los investigadores observaron, además, que el 90 % de los pacientes que interrumpían la terapia con estatinas informaban mejoras en la cognición, a veces en cuestión de días. En febrero del 2012, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) ordenó a las compañías farmacéuticas que agregaran una nueva etiqueta de advertencia sobre posibles trastornos de memoria a la información farmacológica de las estatinas.

3. Anticonvulsivos

Por qué se recetan: Los anticonvulsivos, que durante mucho tiempo se han usado para tratar las convulsiones, se utilizan cada vez más para tratar los dolores neuropáticos, los trastornos bipolares, los trastornos del estado de ánimo y las manías.

Ejemplos: Acetazolamida (Diamox), carbamazepina (Tegretol), ezogabina (Potiga), gabapentina (Neurontin), lamotrigina (Lamictal), levetiracetam (Keppra), oxcarbazepina (Trileptal), pregabalina (Lyrica), rufinamida (Banzel), topiramato (Topamax), ácido valproico (Depakote) y zonisamida (Zonegran).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Se cree que los anticonvulsivos limitan las convulsiones mediante el bloqueo del flujo de señales provenientes del sistema nervioso central. Y, todos los depresores del sistema nervioso central, como los anticonvulsivos, pueden causar pérdida de memoria.

4. Antidepresivos (antidepresivos tricíclicos)

Por qué se recetan: Los antidepresivos tricíclicos se prescriben para la depresión y, cada vez más, para los trastornos de ansiedad, desórdenes alimentarios, trastorno obsesivo compulsivo, dolor crónico, para dejar de fumar y para tratar algunos trastornos hormonales, como la dismenorrea severa y los sofocos.

Ejemplos: Amitriptilina (Elavil), clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Sinequan), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Un 35 % de los adultos que toman antidepresivos tricíclicos informan algún grado de disfunción de la memoria, y un 54 % manifiesta tener dificultad para concentrarse. Se cree que estos antidepresivos causan problemas de memoria al bloquear la acción de la serotonina y la norepinefrina, dos de los mensajeros químicos clave del cerebro.

5. Analgésicos narcóticos

Por qué se recetan: También llamados analgésicos opiáceos, estas medicaciones se utilizan para aliviar el dolor crónico moderado a severo, como el dolor causado por la artritis reumatoide.

Ejemplos: Fentanilo (Duragesic), hidrocodona (Norco, Vicodin), hidromorfona (Dilaudid, Exalgo), morfina (Astramorph, Avinza) y oxicodona (OxyContin, Percocet). Estos fármacos vienen en diversos formatos, como tabletas, soluciones inyectables, parches transcutáneos y supositorios.

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Estos fármacos inhiben las señales que transmiten la sensación de dolor dentro del sistema nervioso central, y embotan la propia reacción emocional ante el dolor. Ambas acciones están mediadas por mensajeros químicos que también están involucrados en varios aspectos de la cognición. Por ende, el uso de estos fármacos puede interferir con la memoria de largo y corto plazo, en especial si se usan durante períodos prolongados.

6. Fármacos para tratar la enfermedad de Parkinson (Agonistas de la dopamina)

Por qué se recetan: Estos fármacos se usan para tratar la enfermedad de Parkinson, algunos tumores pituitarios y, cada vez más, el síndrome de las piernas inquietas (RLS).

Ejemplos: Apomorfina (Apokyn), pramipexol (Mirapex) y ropinirol (Requip).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Estos medicamentos activan las vías de señalización de la dopamina, que actúa como mensajero químico en diversas funciones cerebrales, como la motivación, la experiencia de placer, el control de la motricidad fina, el aprendizaje y la memoria. Consecuentemente, los principales efectos secundarios pueden incluir pérdida de memoria, confusión, delirios, alucinaciones, somnolencia y comportamientos compulsivos como comer en exceso o apostar.

7. Antihipertensivos (betabloqueantes)

Por qué se recetan: Los betabloqueantes desaceleran la frecuencia cardiaca y reducen la presión sanguínea, y suelen prescribirse para casos de presión alta, insuficiencia cardiaca congestiva y arritmia. También se usan para tratar el dolor de pecho (angina), las migrañas, los temblores y, en forma de gotas oftálmicas, determinados tipos de glaucoma.

Ejemplos: Atenolol (Tenormin), carvedilol (Coreg), metoprolol (Lopressor, Toprol), propranolol (Inderal), sotalol (Betapace), timolol (Timoptic) y otros fármacos cuyos nombres químicos terminan en “-olol”.

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Se cree que los betabloqueantes causan problemas de memoria al interferir con (o “bloquear”) la acción de mensajeros químicos del cerebro fundamentales, incluida la norepinefrina y la epinefrina.

8. Píldoras para dormir (Sedantes hipnóticos no benzodiacepinas)

Por qué se recetan: A veces llamados fármacos “Z”, estos medicamentos se usan también para tratar el insomnio y otros trastornos del sueño. También se las prescribe para combatir la ansiedad leve.

Ejemplos: Eszopiclona (Lunesta), zaleplón (Sonata) y zolpidem (Ambien).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Si bien son molecularmente diferentes de las benzodiacepinas (antes mencionadas en el ítem N.° 1 del listado), actúan sobre muchas de las mismas vías y mensajeros químicos del cerebro, y producen los mismos efectos secundarios y problemas de adicción y abstinencia.

Los medicamentos “Z” también pueden provocar amnesia y, en ocasiones, llevar a comportamientos peligrosos o extraños, como ponerse a cocinar o manejar un auto, sin recordarlo una vez despiertos.

9. Fármacos para tratar la incontinencia (Anticolinérgicos)

Por qué se recetan: Estos medicamentos suelen usarse para aliviar los síntomas de la vejiga hiperactiva y reducir los episodios de incontinencia de urgencia, unas ganas imperiosas de orinar tan repentinas e intensas que, a menudo, uno no logra llegar al baño a tiempo.

Ejemplos: Darifenacina (Enablex), mirabegron (Myrbetriq), oxibutinina (Ditropan XL, Gelnique, Oxytrol), solifenacina (Vesicare), tolterodina (Detrol) y trospium (Sanctura). Otro producto con oxibutinina, Oxytrol para Mujeres (Oxytrol for Women), se expende sin necesidad de prescripción médica.

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Estos fármacos bloquean los efectos de la acetilcolina, mensajero químico involucrado en todo tipo de funciones corporales. En la vejiga, los anticolinérgicos impiden las contracciones involuntarias de los músculos que controlan el flujo de orina. En el cerebro, inhiben la actividad de los centros de la memoria y el aprendizaje. El riesgo de pérdida de memoria aumenta cuando se toman estos medicamentos por un período largo o se usan en conjunción con otros fármacos anticolinérgicos.

Según un estudio del 2006 sobre la oxibutinina ER, por ejemplo, su efecto sobre la memoria es comparable a unos 10 años de envejecimiento cognitivo (“en otras palabras”, según explicó el autor principal del estudio, “hemos hecho que esta gente ya no se desempeñe como personas de 67 años de edad, sino como si tuvieran 77”).

Las personas mayores son especialmente vulnerables a otros efectos adversos de estos fármacos, incluida la constipación (que, a su vez, puede ocasionar incontinencia urinaria), visión borrosa, mareos, ansiedad, depresión y alucinaciones.

10. Antihistamínicos (de primera generación)

Por qué se recetan: Estos medicamentos se usan para aliviar y prevenir síntomas de alergia o de resfrío común. Algunos antihistamínicos también se usan para evitar el vértigo, las náuseas, los vómitos y los mareos, y para tratar trastornos de ansiedad o insomnio.

Ejemplos: Bromfeniramina (Dimetane), carbinoxamina (Clistin), clorfeniramina (Chlor-Trimeton), clemastina (Tavist), difenidramina (Benadryl) e hidroxicina (Vistaril).

Por qué pueden causar pérdida de memoria: Estos medicamentos (recetados y de venta libre) inhiben la liberación de acetilcolina, mensajero químico involucrado en una amplia gama de funciones corporales. En el cerebro, inhiben la actividad de la memoria y los centros de aprendizaje, lo que puede llevar a una pérdida de memoria.

Fuente consultada: AARP

Dejanos tu Comentario!