Este Es El Medicamento Anti-Dolor, Que Es Una Droga Que Puede Causar La Muerte

El tramadol puede ser adictivo, especialmente con uso prolongado. Use el tramadol exactamente según lo indicado. No tome de más, no lo tome con más frecuencia ni lo tome de una manera diferente a la que le indicó su médico.

Mientras toma el tramadol, hable con su proveedor de atención médica de sus objetivos de tratamiento del dolor, duración de tratamiento, y otras formas de controlar su dolor.

Informe a su médico si usted o alguien de su familia bebe o ha bebido grandes cantidades de alcohol, usa o alguna vez ha usado drogas ilícitas, o ha abusado de los medicamentos con receta médica, o si tiene o ha tenido depresión u otra enfermedad mental.

Existe un mayor riesgo de que usted abuse del tramadol si tiene o ha tenido cualesquiera de estas condiciones. Hable con su proveedor de atención médica de inmediato y pidale consejo si piensa que tiene una adicción a los opiáceos, o llame a la línea de ayuda (National Helpline) de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias de E.E.U.U (SAMHSA, por sus siglas en inglés) a 1-800-662-HELP.

El tramadol puede ocasionar problemas de respiración graves o que pongan en riesgo la vida, especialmente durante las primeras 24 a 72 horas de su tratamiento y en cualquier momento en que se incremente su dosis. Su médico le supervisará atentamente durante el tratamiento.

Informe a su médico si tiene o alguna vez ha tenido respiración lenta o asma. El médico probablemente le dirá que no tome tramadol. Informe también a su médico si tiene o alguna vez ha tenido enfermedad pulmonar como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias), una lesión en la cabeza o cualquier condición que incremente la cantidad de presión en su cerebro.

El riesgo de que desarrolle problemas respiratorios puede ser mayor si es un adulto mayor o si está débil o desnutrido debido a una enfermedad. Si experimenta algunos de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia: respiración lenta, pausas prolongadas entre respiraciones o dificultad para respirar.

Cuando se utiliza tramadol en niños, se han reportado casos de problemas graves de respiración que ponen en peligro la vida como dificultad para respirar y muerte.

El tramadol no se debe usar nunca para tratar el dolor en niños menores de 12 años o para aliviar el dolor después de una cirugía de extirpación de amígdalas o adenoides en niños menores de 18 años.

El tramadol tampoco debe utilizarse en niños de 12 a 18 años que sean obesos o que tengan una enfermedad neuromuscular (enfermedad que afecta los nervios que controlan los músculos voluntariamente), una enfermedad pulmonar o apnea obstructiva del sueño (afección en la cual la vía aérea se bloquea o se estrecha y la respiración se detiene durante períodos cortos durante el sueño) ya que estas condiciones pueden aumentar el riesgo de problemas respiratorios.

Tomar algunos otros medicamentos durante el tratamiento con tramadol puede aumentar el riesgo de que experimente problemas de respiración u otros efectos problemas graves para respirar que pongan en peligro su vida, o que causen sedación o coma. Informe a su médico si está tomando o planea tomar cualesquiera de los siguientes medicamentos:

  • amiodarona (Nexterone, Pacerone)
  • ciertos medicamentos antimicóticos incluyendo itraconazol (Onmel, Sporanox)
  • ketoconazol (Nizoral) y voriconazol (Vfend)
  • benzodiacepinas como alprazolam (Xanax),
  • diazepam (Diastat, Valium)
  • estazolam
  • flurazepam
  • lorazepam (Ativan) y triazolam (Halcion)
  • carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Equetro, Tegretol, Teril)
  • eritromicina (Erytab, Erythrocin); ciertos medicamentos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), incluso indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept) y ritonavir (Norvir, en Kaletra)
  • Medicamentos para enfermedades mentales, náuseas o dolor; relajantes musculares; fenitoína (Dilantin, Phenytek); quinidina (en Nuedexta); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate); sedantes, píldoras para dormir, o tranquilizantes.

Es posible que su médico necesite cambiar la dosificación de sus medicamentos y que lo supervise atentamente. Si toma tramadol con cualquiera de estos medicamentos y presenta cualquiera de los siguientes síntomas, llame a su médico inmediatamente o busque atención médica de emergencia: mareos inusuales, aturdimiento, somnolencia extrema, respiración lenta, dificultad para respirar o no tiene capacidad de respuesta.

Asegúrese de que su encargado del cuidado o los miembros de su familia conozcan cuáles son los síntomas que pueden ser graves para que puedan llamar al médico o buscar atención médica de emergencia si usted no puede buscar tratamiento por su cuenta.

Beber alcohol, tomar medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol o usar drogas ilícitas durante su tratamiento con tramadol, aumenta el riesgo de que experimente estos efectos secundarios graves que pongan en riesgo su salud. No beba alcohol ni tome medicamentos con o sin receta médica que contengan alcohol ni use drogas ilícitas durante su tratamiento.

Informe a su médico si está embarazada o si planea quedar embarazada. Si toma tramadol regularmente durante su embarazo, su bebé puede experimentar síntomas de abstinencia que lo pongan en riesgo después del nacimiento. Informe de inmediato al médico de su bebé si el niño experimenta cualesquiera de los síntomas siguientes: irritabilidad, hiperactividad, sueño anormal, llanto agudo, temblor incontrolable de una parte del cuerpo, vómitos, diarrea o no aumenta de peso.

Si está tomando tramadol en tabletas o en cápsulas de liberación prolongada, tráguelas enteras; no las mastique, rompa, divida, triture ni disuelva. Trague cada la tableta inmediatamente después de ponerla en la boca. Si traga preparaciones de liberación prolongada partidas, masticadas, trituradas o disueltas, puede recibir demasiado tramadol a la vez y esto puede causar problemas graves, incluso una sobredosis y la muerte.

No permita que nadie más tome su medicamento. El tramadol puede dañar u ocasionarles la muerte a otras personas que tomen su medicamento, particularmente a los niños.

El médico o el farmacéutico le darán la hoja de información del fabricante para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie el tratamiento con tramadol y cada vez que vuelva a surtir la receta médica. Lea la información atentamente y si tiene alguna duda, pregúntele a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

El tramadol puede ocasionar efectos secundarios. Informe al médico si cualquiera de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • somnolencia,
  • dificultad para conciliar el sueño o mantenerse dormido,
  • dolor de cabeza,
  • nerviosismo,
  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo,
  • tensión muscular,
  • cambios de humor,
  • acidez o indigestión,
  • boca seca.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta algunos de estos síntomas o los que se mencionan en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico inmediatamente o busque tratamiento médico de emergencia:

  • convulsiones,
  • urticaria,
  • sarpullido,
  • ampollas,
  • dificultad para tragar o respirar,
  • inflamación de los ojos, el rostro, la garganta, la lengua, los labios, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas,
  • ronquera,
  • agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen), fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa, pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea;
  • náuseas, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos,
  • incapacidad para lograr o mantener una erección,
  • menstruación irregular,
  • disminución en el deseo sexual,
  • cambios en el ritmo cardiaco,
  • pérdida del conocimiento.

También puede visitar el sitio web de la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm085729.htm) o el sitio web del fabricante para obtener la Guía del medicamento.