La Fibromialgia: La Enfermedad de las Emociones no Expresadas

Seguramente más de una vez has sentido un dolor de espalda y no les has prestado atención porque piensas que se debe a algún movimiento brusco o algún estrés que agarraste, así que no te preocupas.

Sin embargo son muchas las personas que al padecer este tipo de dolores musculares y articulares, no los tratan hasta que estos cada vez más van empeorando hasta llegar a la inmovilización temporal de la zona afectada, a causa de un calambre.

En el caso dela fibromialgia los dolores musculares o en las articulaciones pueden resultar terribles, pues son mucho más profundos y fuertes..

Incluso hasta llegan a ser opresivos. Este tipo de problemas lo padecen muchas personas que aún no lo saben porque lo confunden con un simple dolor.

Si quieres conocer más acerca de este problema tan doloroso que afecta nuestros músculos y articulaciones, sigue leyendo pues aquí te daremos toda la información que necesitas. No pierdas ningún detalle.

Aprende más acerca de la fibromialgia

Aunque este término resulte extraño, para algunos puede resultar muy conocido. Este padecimiento consiste en una enfermedad casi increíble, y muy poco estudiada, sin embargo se han hecho diversos estudios acerca de este problema pero no se ha llegado a sus causas totales.

La fibromialgia es una enfermedad algo difícil de reconocer pues no es algo que se pueda medir con un aparato como el medidor de la presión arterial, sin embargo las personas que la padecen sufren muchos síntomas que afectan su calidad de vida sin lugar a dudas.

Entre los principales síntomas que nos acarrea la fibromialgia tenemos:

  • Fatiga incapacitante, con hormigueos en el cuerpo
  • Trastornos del sueño, más que un insomnio es imposible tener un profundo sueño
  • Falta de concentración o fibro niebla
  • Depresión
  • Dolores articulares y musculares muy fuertes
  • Sensibilidad en los cuatro cuadrantes del cuerpo.

Cuando se presenta alguno de estos síntomas se recomienda el asistir a un especialista para que le indique que tipo de tratamiento puede llevar a cabo para aliviar los dolores, sin embargo estos no funcionan tan bien como lo esperamos, pues los dolores son graves y persistentes.

Hay otros síntomas que son más generales y entre ellos tenemos:

Dolor muscular, en los ligamentos, tendones y tejidos fibrosos blandos del cuerpo.

Disfunciones en el sistema nervioso

Los pacientes describen a esta enfermedad como nudos gruesos en los músculos, o incluso dicen sentirse como que deben “auto empujarse” para seguir adelante en sus actividades diarias; los músculos se sienten retirados o excesivamente trabajados, que van desde calambre hasta contracciones creando incluso ardor en la piel.

Los síntomas pueden parecerse a los de una gripe viral, e incluso el Síndrome de la Guerra del Golfo se puede incluir en la fibromialgia.

Incluso se puede llegar a desarrollar el Síndrome de Intestino Irritable, dolores de cabeza muy fuertes y crónicos, dolores de mandíbula, reflujo, dolor en el tórax, arritmia, entumecimiento y hormigueo en el cuerpo, congestión nasal, periodos dolorosos, cistitis, vulvodinia, mareos, sensibilidad a los olores y ruidos fuertes y luces brillantes e incluso a algunos alimentos.

Para evitar su agravamiento evite los cambios de clima, a las corrientes de aire y el frío y entre los alimentos, evite el gluten.

Mantente muy al pendiente porque puede presentarse en personas de todas las edades.