Qué sucede en nuestro cuerpo cuando dejamos de comer harinas

Quizá no sepas que casi la totalidad de alimentos que consumes diariamente contienen harina dentro de su composición. En su mayoría son harinas refinas lo que acentúa más los peligros para nuestro organismo..

En esta ocasión te enseñaremos cinco beneficios que lograrías al dejar de consumir harinas. Por los siguientes motivos te desalentarán a comer alimentos que tengan harinas refinadas.

El peso disminuye y los antojos desaparecen:

La harina de trigo tiene la propiedad llamada gliadina que activa el apetito enviando una señal al cerebro. La glaucemia también aumenta el apetito.


El metabolismo se acelera:

Un experimento comprobó que, al darle harina refinada a un grupo de personas y harina integral a otras, las que consumían harinas del primer tipo tenían un metabolismo más lento y su nivel de glucemia se incrementó.

Se evita trastornos intestinales:

La lecitina, componente de la harina, causa la inflamación de los intestinos y dañan sus células. Con la harina refinada pierdes hasta un 80% de fibra, esto genera que se consuma más carbohidratos de liberación veloz.

Se controla el nivel de colesterol:

El colesterol malo se reduce considerablemente si se deja de comer alimentos con harina refinada, esto contribuirá a prevenir males cardiacos y problemas cerebrovasculares.

Se equilibra el pH:

Cuando comes harina refinada el cuerpo destruye el calcio de los huesos para mantener el equilibrio.