Doce razones para crecer menta en tu jardín y cómo hacerlo

La familia Lamiaceae se enorgullece de tener la planta Menta o Mentha en sus filas. Aún más, hay alrededor de 13 a 18 variedades de menta en total. La menta tiene un olor y sabor intenso que muchas personas encuentran refrescante y agradable.

Por esas cualidades refrescantes se usa en muchos productos cosméticos, incluidos enjuagues bucales, ungüentos, pasta de dientes, baños de burbujas, etc. Crecer menta en tu propio jardín debe ser casi una obligación, sobre todo por sus excelentes usos y beneficios para la salud.

Razones para empezar a crecer menta en tu jardín

La menta también se usa en el mundo culinario y le da a cada comida, ya sea dulce o salado, un sabor específico. Pero este no es el final. La menta es increíble cuando se trata de proporcionar beneficios para la salud, también.

-Alienta la digestión:

Esta es una razón suficiente para crecer menta en tu jardín, ya que tener a la mano un remedio natural para aliviar una digestión en problemas (que suele ser problema diario a veces), es muy necesario hoy en día. La menta puede ayudar a lidiar con la indigestión.

Esta hierba está llena de antioxidantes y fitonutrientes que calman el estómago. Además, el olor de la menta activa las glándulas salivales y facilita el proceso de digestión de los alimentos mediante la producción de enzimas digestivas. Estas enzimas relajan los músculos del estómago y previenen espasmos.

Como afirma el Centro Médico de la Universidad de Maryland, el mentol y el salicilato de metilo que se encuentran alivian el estómago de una manera maravillosa y proporcionan una digestión normal de los alimentos.

Prepara una taza de té de menta y bébelo después de cada comida para mejorar el trabajo de tu tracto gastrointestinal.

-Trata el dolor de cabeza y la náusea:

Las migrañas y los dolores de cabeza pueden solucionarse fácilmente consumiendo menta regularmente. Debido a su fuerte olor y sabor, la mente también funciona increíblemente desde el exterior.

Puedes frotar su frente o nariz con varias hojas de menta y dejar que cure tu dolor de cabeza en muy poco tiempo.

-Mejora la memoria:

Como demostraron muchas investigaciones científicas, la menta funciona muy bien en aromaterapia y puede alentar el proceso de pensamiento y memorización.

La menta puede ayudarte a solucionar tu problema de olvido, así que prepárate un té de menta y bébelo regularmente. Además, puedes dejar la menta para aromatizar tu casa para sentirte más lleno de energía.

-Ayuda con problemas respiratorios y tos:

Como huele muy intensamente, la menta puede aliviar significativamente el proceso de respiración y puede tratar cualquier tipo de resfriado o tos. Puedes encontrar una crema de menta y frotarla en tu pecho o puedes hacer lo mismo con hojas de menta fresca también.

Para solucionar sus problemas respiratorios, inhala vapor de té de menta o toma té de menta diariamente.

-Estimula la pérdida de peso:

Debido a que la menta puede producir enzimas digestivas y ayudar con el procesamiento de alimentos, también puede promover la pérdida de peso. Asegúrate de incluir menta en tu dieta y convertir el almacenamiento de grasa en energía.-Desencadena el sistema inmune:

Muchos nutrientes beneficiosos se encuentran en las hojas de menta, como fósforo, calcio, vitaminas C, D, E y pequeñas cantidades de complejo de vitamina B. Todo esto puede estimular la inmunidad y hacerte resistente contra infecciones y resfriados.

-Deshace el asma:

Como las hojas de menta se recomiendan para tratar muchas enfermedades respiratorias, también pueden curar el asma. La menta es rica en ácido rosmarínico, que ofrece fuertes beneficios antioxidantes, y esto previene los leucotrienos desencadenantes de alergias.

-Mejora el estado de ánimo:

Al solo oler las hojas de menta, ya le estás haciendo un favor a tu organismo, debes sentirte con energía y te refrescas al instante. Las hojas de menta también pueden reducir el estrés y la ansiedad, ya que ayuda al cuerpo a liberar más serotonina.

Siempre que te encuentres de mal humor, confía en las hojas de menta para resolver esto. Siempre puedes ir por baño de burbujas de menta y sentir tu cuerpo relajarse debido al aroma.

-Mejora la salud oral:

Las hojas de menta, como se mencionó anteriormente, son ricas en compuestos antibacterianos y antiinflamatorios. Como resultado, estos pueden evitar que las bacterias de cualquier tipo penetren en el organismo, especialmente a través de la cavidad oral.

Puedes comenzar frotando hojas de menta en tus dientes y encías, y deja que actúe durante varios minutos.

Cómo crecer la menta

La menta es una planta muy simple de cultivar. Tiene un sistema de raíces específico, llamado corredores, ya que crece hojas nuevas y puede plantar a lo largo de sus raíces a medida que crecen.

Para crecer la menta, asegúrate de plantar las hojas de menta en macetas separadas, ya que tienden a sobrepasar un montón de espacio una vez que comienzan a crecer.

Puedes usar semillas de menta o simplemente replantar una hoja existente. La segunda opción funciona mejor y más rápido.

Para hacer esto, toma un recipiente que retenga agua y que tenga entre 30 y 40 cms. de ancho (12 y 16 pulgadas), tierra para macetas y la planta de menta.

Asegúrate de que la menta reciba mucha luz solar y sigue regando para que no se seque.

Recorta la planta de menta a 15 cms de altura, de esta manera, creará arbustos y no se extenderá en otra dirección. Recuerda recortar los capullos de la menta para que la planta permanezca en su lugar.

Usos de la menta

Si te decides a crecer menta, verás los usos múltiples que le puedes dar: en la cocina, como bebida aromática, como producto cosmético y como remedio. Tú escoges.