Preparar este Pavo Horneado de manera sencilla en tu propia casa

Cocinar un pavo no tiene que ser tarea difícil y menos estresante. En esta receta te explico cómo cocinar un pavo al horno de manera sencilla. Con esta receta y técnica el pavo queda super suave, jugoso, con un sabor delicioso y nada nada seco.

Te comparto otras recetas y recomendaciones que te pueden interesar, para ir solo da click en el la palabra de otro color para ir a ver las recetas o tips aquí en el blog y que tu cena o cena sea un éxito garantizado aunque sea la primera vez que te toca prepararla o si quieres experimentar un poco en la cocina.

Ingredientes

  • 1 pavo natural de 7 a 8 kilos, completamente descongelado
  • 1 cebolla blanca, en pedazos medianos
  • 2 varas de apio, en pedazos medianos
  • 2 zanahorias, peladas y en pedazos medianos
  • 2 naranjas, en cuartos
  • 150 gr mantequilla suavizada, sin sal
  • 2 cucharadas ralladura de naranja
  • 1 cucharita ralladura de limón
  • 1 cucharada hojas de tomillo fresco
  • 1 taza jugo de naranja
  • ½ a 1 taza agua natural
  • ½ botella vino blanco (tu favorito)
  • 6 a 8 ramitas tomillo fresco
  • Sal y pimienta, al gusto

Gravy:

  • 3 cucharadas mantequilla, sin sal
  • 3 cucharadas harina de trigo
  • 3 a 4 tazas del líquido de la pavera
  • Sal y pimienta, al gusto

Elaboración

El pavo debe de estar completamente descongelado. Retira el pavo del refrigerador y deja reposar 1 hora antes de comenzar con la receta.

Precalienta el horno a 190°C, deja únicamente la rejilla inferior de tu horno para que pueda entrar con sin problema.

Mezcla la mantequilla suavizada con la ralladura de naranja, ralladura de limón y la cucharada de hojas de tomillo fresco.

Limpia el pavo con agua fría, retira la bolsa con las menudencias. Una vez limpio, seca muy bien con toallas o papel de cocina. Que el pavo esté seco ayuda a que se dore mejor.

Coloca en la pavera la zanahoria, apio y la mitad de la cebolla. Agrega el vino, agua y jugo de naranja. Coloca la rejilla (la altura de la rejilla ayuda a que el pavo dore mejor) y encima coloca el pavo con cuidado.

Sazona todo el pavo por dentro y por fuera con sal y pimienta. Rellena el pavo con la naranja, cebolla restante y las ramitas de tomillo. Amarra las patas con hilo de cocina.

Separa con cuidado la piel de la piel con tus manos y con tus manos o con la ayuda de una cuchara embarra unas 3 a 4 cucharadas de mantequilla entre la piel y la pechuga del pavo. Esto hace que la pechuga quede muy jugosa y suave. Cubre toda la superficie del pavo con la mantequilla restante.

Cubre con papel aluminio y lleva al horno. La regla de cocción es 30 minutos por cada kilo de pavo (sin relleno) o hasta que la temperatura interna del pavo (en la parte más profunda de la pechuga y en el muslo) sea de 75°C o 165°F. El pavo en esta ocasión era de 7 kilos, entonces duro en el horno 3.5 horas. Se le quita el aluminio cuando el pavo lleva 1.5 a 2 horas para que se empiece a dorar la piel. Si la piel se empieza a dorar de más cubre otra vez con el aluminio.

Si no tienes termómetro mete el cuchillo al muslo y haz una pequeña incisión, si salen jugos rosas o rojos y la carne sigue rosada es que el pavo todavía no está listo, así que mételo unos 15 a 25 minutos más.

Cuando el pavo está listo, retirar del horno y con cuidado de la rejilla. Colocar en un recipiente para servir o tabla de picar y dejar reposar tapado con aluminio durante 30 minutos para que los jugos del pavo reposen.

Gravy:

Cuela todo el líquido que queda en la pavera. Retira la grasa que queda arriba.
Calienta el líquido ya sea en una olla o en el microondas. El líquido debe de estar caliente, es muy importante.

Derrite la mantequilla en una olla a fuego medio bajo.

Agrega la harina y mezcla con una cuchara o con un batidor globo. Cocina hasta que la mezcla tome un color dorado oscuro (sin quemarla). Mezcla continuamente para que no se queme.

Agrega el líquido caliente poco a poco y mezclando con un batidor globo para que no se corte o hagan grumos.

Cocina unos segundos o minutos, depende de que tan espeso lo quieras. Recuerda que el gravy se sigue espesando cuando lo apagas. Sazona al gusto con sal y pimienta al gusto y sirve con el pavo y puré de papa.